Economía circular y lucha contra el despilfarro

Es fundamental integrar la economía circular en la actividad de la empresa. En nuestro día a día generamos subproducto como el pan rallado, que revalorizamos enviándolo a Benetan, empresa del mismo grupo, que elabora una amplia gama de productos precocinados como croquetas, san jacobos, mejillones rellenos…

Siguiendo esta misma línea, hemos participado en proyectos promovidos por la Diputación de Guipúzcoa con el objetivo de revalorizar el desperdicio que generamos en OKIN y convertirlo en un producto de alto valor añadido. Claro ejemplo de cooperación empresarial para la reducción del despilfarro alimentario. El resultado de este proyecto fue hacer cerveza con pan y pan con el bagazo de la cerveza.

Por otro lado, OKIN se une a la lucha contra el despilfarro alimentario de la mano de la plataforma mundialmente conocida Too Good to go. Se trata de una App que permite al establecimiento (restaurantes, supermercados, etc.) vender el exceso de comida que les sobra al final del turno y combatir así el desperdicio de alimentos. Cuando la comida se tira, el proceso de gestión de estos residuos tiene un efecto dañino en el medio ambiente y es responsable del 8% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Reducir la huella de carbono

Conscientes de la amenaza que supone el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales, trabajamos para reducir nuestra huella de carbono. Para ratificar el compromiso de nuestra empresa con el cuidado del medio ambiente, decidimos adherirnos a la iniciativa Lean&Green. Contactamos con AECOC para conocer los requisitos necesarios para optar a este sello. Ellos nos informaron de que el primer paso para conseguirlo era elaborar un plan de acción para reducir la huella de carbono en un 20% en un máximo de 5 años en los procesos logísticos. AECOC nos proporcionó la documentación necesaria (casos prácticos, buenas prácticas, etc.), para el cálculo de CO2. Tras este paso, hemos comenzado a elaborar el plan siguiendo los criterios establecidos.

Energía verde

Fabricamos nuestro pan exclusivamente con energía renovable. En Okin estamos comprometidos con el medio ambiente y cada día somos más conscientes de la relación entre la emisión de gases de efecto invernadero y el cambio climático. Esta mayor conciencia se ha traducido en la contratación de energía verde para llevar a cabo nuestra producción diaria de pan.

En nuestro objetivo por mejorar la sostenibilidad de nuestro negocio y reducir el consumo energético, apostamos por la energía renovable, tanto porque ofrece interesantes beneficios como el control del gasto energético como por la reducción de la huella de carbono.

Materias primas km 0 y sostenibles

El trabajo con agricultores locales es fundamental para optimizar la cadena de valor de nuestras materias primas estratégicas, principalmente la harina. En Okin creemos necesario contar con un consumo de productos de proximidad para reducir el transporte, preservar el medio ambiente y apoyar a los empresarios locales. Es por ello que casi la totalidad de nuestra materia prima y componentes de fabricación como el cartón lo compramos a proveedores situados en un radio aproximado de 250 km.

Por otro lado, podemos estar orgullosos de decir que todo el cartón que utilizamos es reciclado.

Uso inteligente de la energia

Nuestro nuevo sistema de gestión energético y control dinámico inteligente hace uso de las últimas tecnologías del sector en campos como el submetering y la monitorización energética para la optimización energética de los procesos frigoríficos, principal consumidor energético de nuestra planta productiva en Zumaia. En el primer semestre de 2019 producimos un 16% más de pan con los mismos kwh.

Salud

Apostamos por un pan saludable en la totalidad de nuestra gama. Creemos en el pan como alimento saludable. En ese sentido, la filosofía Clean Label (Sin Aditivos Ni Conservantes) es la base sobre la que crece nuestro concepto de Salud e Innovación. Dos palabras que van de la mano en todos nuestros proyectos de innovación. Para nosotros la salud no es algo a tratar de forma anecdótica, sino que es una característica transversal que forma parte de cada una de nuestras familias y panes.
Siguiendo esta línea, ofrecemos una familia completa de panes con certificado ecológico. Y, por otro lado, con la familia EFI damos respuesta a consumidores con necesidades nutricionales particulares.

Siguiendo la línea de la sostenibilidad de nuestras materias primas, nuestros proyectos a corto plazo van enfocados a desarrollar recetas con harinas procedentes de trigo de excelente calidad que se cultiva con menos impactos negativos para el medio ambiente y para la salud de los consumidores.

Fundada en 1994, OKIN, - que en Euskera significa “panadero” - es una empresa familiar situada en la Costa Vasca (Zumaia, a 40km de San Sebastian). Desde el inicio y bajo la filosofía CleanLabel, nos hemos dedicado al pan precocido congelado, siendo reconocidos tanto por la calidad de nuestros panes – líderes en el segmento de rústicos –, como por la proximidad con nuestros clientes.

Made in Zumaia

Síguenos en las redes

Contacto

Tel. +34 943 865 650
Pol. Industrial Jose María Korta, parc 5, 20750 ZUMAIA (Gipuzkoa)